latina

Entramos en la época decembrina, temporada de compartir, de fiestas, reuniones familiares, regalos, reconciliarnos; pero hay un factor común en este mes, y es la comida. Es que es bin sabido por la mayoría de colombianos, que en el doceavo mes del año se suspenden las dietas, ejercicio, y todo lo que tenga que ver con “cuidar la figura”.

Es un mes en el que los colombianos le rinden tributo a la comida típica, incrementando el consumo (que es bastante alto durante todo el año) de: buñuelos, carimañolas, arepa de huevo y por supuesto ¡empanadas!

“El consumo de empanada al finalizar el año se incrementa notablemente, más de tres veces el consumo normal; esto sucede porque dentro de todas nuestras actividades culturales como lo son las novenas, la noche de navidad y la noche de año nuevo compartimos y disfrutamos de comidas como esta, que componen nuestra deliciosa gastronomía”, expresó Ema Eugenia Mesa, gerente de Maquiempanadas.

Y es que los colombianos estamos fuertemente ligados a nuestra comida típica, culturalmente, socialmente y económicamente; porque si damos una mirada a la mayoría de municipios colombianos, en especial los del Eje Cafetero y Antioquia, los productos gastronómicos criollos han servido para financiar, construir, desarrollar y fortalecer las economías; aunque parezca increíble, la venta de empanadas, por ejemplo, ha logrado recoger fondos para construir iconos colombianos de talla mundial como La Catedral Basílica Metropolitana Nuestra Señora del Rosario de Manizales (la más alta de Colombia con 106 metros de altura).

Para el colombiano, su comida típica es muy valorada y forma parte de su cotidianidad, por tal motivo es posible tener el privilegio de encontrarla en cualquier barrio, tienda, supermercado o esquina.

Aunque existen empresas, organizaciones e instituciones como Maquiempanadas que buscan crear este sentimiento afuera del país, “para nosotros es un motivo de orgullo promover e incentivar el consumo de la gastronomía colombiana en el exterior a través de la gestión de productos diseñados para brindar comodidad al momento de su producción”, agregó la gerente de Maquiempanadas.

¡Aproveche! En este mes, dedíquese a comer lo que no se ha comido en todo el año, porque en diciembre los colombianos tenemos vía libre para rendirle tributo a nuestra comida típica, no escatime, no se cohíba, ni se limite, disfrute de las delicias colombianas y consuma: buñuelos, arepa de huevo, aborrajados, empanadas, entre otros.